Gracias por venir a conocerme

Creciendo... inevitablemente.

Blog que narra los pensamientos de una pequeña niña trasmitidos a los dedos de su padre.
Gracias por venir a conocerme

29 de Abril del 2004

Protagonistas

Hay semanas en que reina la más absoluta tranquilidad en mi entorno y para que este diario no pierda actividad, papá y yo hemos decidido democráticamente crear una nueva sección llamada Protagonistas y donde se podrán encontrar mis descripciones breves sobre los miembros de mi familia, amigos y, en definitiva, cualquier persona que sea relevante en mi vida.

¡Cómo voy a disfrutar!. Familia, amigos... ¡Ahora os toca a vosotros!

Y si pensáis que podéis salir en esta sección, recordad que:

- No lea estos textos sin la supervisión de su psicólogo.
- Cualquier parecido con la realidad, NO es fruto de la casualidad.
- En caso de duda, consulte con su farmaceutico.
- Si bebes, no leas y ni mucho menos, conduzcas.

Escrito por Sonia a las 05:48 AM

26 de Abril del 2004

Mi nueva amiga

La facicilidad con que una se hace amiga cuando es pequeña es grande, muy grande. Por ejemplo Willy Fog apenas tardó cinco minutos en ganarse mi confianza, y con esta última en su mochila hemos viajado juntos por los lugares más insospechados: El circo, en islas exóticas, en barcos, globos, trenes y otros muchos medios. Ciertamente hemos compartido mucho.

Pero la vida evoluciona, aunque él parece ir siempre al mismo sitio y decir las mismas cosas. Como decía, la vida evoluciona y una, que se va haciendo mayor, se ve inundada de nuevas inquietudes y deseos de nuevas aventuras y así ha sido como he descubierta a una nueva amiga: Caperucita Roja.

Solo espero que mi entrañable Fog no sienta celos de Caperucita y a tal fin, alterno las aventuras de uno con la ternura de la otra. Al menos de momento...

La fotografía que se ve a la derecha es solo para demostrar mi alegría, porque resulta que Caperucita Roja no se deja hacer fotos... Le debe acosar la prensa rosa.

Escrito por Sonia a las 06:56 PM

23 de Abril del 2004

De nuevo, FIESTA

Hoy no hay Guarde. De nuevo, he debido portarme bien, pues me dejan disfrutar de otro día de fiesta, y esta vez, con mamá y papá. No sé si ha sido para celebrarlo o qué, pero nos hemos ido a Lleida de paseo comercial. ¡Qué bien me lo he pasado!.

Eso sí, aquello estaba lleno de gente y papá no hacía más que cogerme de la mano o, en el peor de los casos, e la capucha de mi chaqueta. ¡Será pesado!. Cualquiera diría que me voy a perder. Creo que a veces se olvidan que ya he cumplido dos años y por consiguiente (parezco a Felipe González) ya soy mayor como para perderme así porque sí.

Había que ver como mamá disfrutaba de las ofertas, los escaparates y probándose la ropa mientras papá y yo jugábamos en la calle al corre que te pillo, al escondite y al susto pedrusco. Véis que fácil es contentar a la gente, mamá con unas horas libres para saciar su sed comercial, yaya Fina por la excursión en sí, yo por jugar con papá toda la mañana y papá... Bueno papá se quedó sin cerveza...

Escrito por Sonia a las 04:44 PM

22 de Abril del 2004

Yo quiero

Hay que ver como evoluciona mi dicción. Cada vez se me entiende mejor y ya hay frases que digo con una naturalidad pasmosa. Por ejemplo, uno de mis principales comienzos de frase es “Yo quiero...”. Otra cosa es que lo que yo diga y lo que hagan los demás sea la misma cosa.

Aún diría más, parece que cuando más aprendo a hablar, menos caso me hacen. Se rien más sí, pero a mi lo que realmente me interesa es sacar algo de provecho con mis avances lingüisticos. Antes señalaba con un dedo, hacía un conato de expresión y ya tenía a toda la familia pendiente de mis deseos y ahora la segunda vez que pronuncio “Yo quiero...” me dicen que me acueste.

Estoy estudiando cambiar la estrategia y hablar menos de lo que podría. Está claro que he perdido gran parte de mis derechos como bebé: Antes tenía derecho a la concesión, y ahora tan solo a la petición. Desde luego, algo tendré que hacer para que mis deseos se vean cumplidos por siempre jamás.

Escrito por Sonia a las 10:43 AM

20 de Abril del 2004

Me quedo

Ya está firmado. El curso que viene seguiré yendo a la misma guardería. ¡Menos mal!. Daba cierta pena pensar que tendría que abandonar a mis compañeros de juerga y mis simpáticas señoritas. Creo que la decisión de papá y mamá es la más acertada, o cuando menos, la que más me satisface.

Más ahora que han puesto un tobogán en el patio que hace mis delicias de 12h a 13h, antes de que venga a buscarme yaya Fina. Sé que la edad de algunos de mis actuales camaradas no les permitirá acompañarme en la cruzada del curso que viene, pero prefiero eso a que tenga que integrarme de nuevo en una tropa nueva. Además los que van a perder son ellos, no yo...

Escrito por Sonia a las 10:37 AM

19 de Abril del 2004

Más soldados para la tropa

¡Qué casualidades tiene la vida!. Cuando parece que las tropas españolas en Irak ahuecan el ala y se vuelven a casa, en la guardería nos han llegado refuerzos para afrontar el resto de curso con las máximas garantías de éxito gamberrístico. Y desde luego, hay que ver como viene esta juventud...

... Pues no resulta que una pequeñaja se quiere comer el desayuno de todos en su primer día de guardería. Definitivamente, el respeto hacia los mayores se ha perdido completamente.

Finalmente creo que las monjas que se encargan de la guardería deberían hacerle un homenaje a mi pobre señorita, porque si uno a uno ya somos peligrosos, no te digo como somos cuando estamos todos juntos... y cada vez somos más.

Escrito por Sonia a las 10:30 PM

17 de Abril del 2004

Tengo una prima caníbal

El otro día, escuchando una conversación entre papá y mamá, me enteré que mi prima Mari es caníbal. Sí, oí claramente com papá decía que Mari tenía una niña en la tripa. ¿Será posible?, ¿Cómo ha podido comerse una niña entera?. Debe ser un problema de educación porque ya de bien pequeña a mí me enseñaban que las niñas buenas no muerden... Imagínate si me como una niña entera. Vamos, me castigan sin plastelina hasta el día del juicio final.

Luego, van y me dicen que pronto los primos José Luís (alias El Abuelo) y Mari (alias La Caníbal) iban a tener muy pronto una niña y que probablemente se llamaría Eva. Lo primero que me vino a la cabeza es desearle suerte a Eva... No fuera a ser que Mari se la comiera a ella también.

En fin, papá me ha dicho que les desée suerte y les dé ánimos. ¡Ah! También me ha dicho que les dé la enhorabuena de parte de todos los miembros de esta familia “maña”.

Escrito por Sonia a las 05:04 PM

15 de Abril del 2004

Nuevas fotos

¡Ya tengo fotos nuevas para compartir con todos vosotros!. Lo que pasa es que papá está un poco liado como para ponerlas en la página. ¡Jo!, la verdad es que siempre está ocupado. Tén papá para esto...

En fin, como medida compensatoria y gracias a mis súplicas, lloros y lamentos, he conseguido que coloque una en este mismo post para que todos veaís los trapos que me pusieron el día del Carnaval.

Gracias a mi madrina Perche, y a mis tatos Bubén y Nani por enviárnoslas por e-mail.

Escrito por Sonia a las 07:33 PM

13 de Abril del 2004

Nadie se porta como yo

Es curioso y extraño a la par. No recuerdo ningún día de mi corta existencia en que al despertar no me encuentre acompañada en la cama. Siempre había estado mamá a uno de mis costados, o mamá y papá uno por cada flanco. Incluso a veces únicamente papá. Pero esta nueva situación no creo haberla vivido con anterioridad.

Veréis, me despierto y solo veo a Yaya Fina. Raro, raro, raro.

Una vez en mi salsa –Trás haber jugado con la plastelina y haberme contado yaya 53 veces el cuento de Caperucita Roja-, consigo entender las palabras de yaya. “Mamá y Papá se han tenido que ir a trabajar, pero tú no vas al cole porque te has portado muy bien y te han dado vacaciones”...

Así que si te portas bien en la vida te dan recompensa, ¿No?. Ahora que pienso... ¿Yaya también se habrá portado bien, no?. Yo no la veo que vaya a trabajar.

Escrito por Sonia a las 05:03 PM

12 de Abril del 2004

Carretera y manta

No es hayamos decidido dar la vuela al mundo en ochenta días como Willy Fog, no. Es que decidimos hacer una corta visita (como casi todas) a la Ciudad Condal donde reside la mitad de mi familia. Y allí, en casa de yayo Abús y yaya Asún tuvo lugar otra pequeña reunión familiar.

¡Y cómo me gustan!. Comida, risas, jolgorio y algarabía. ¡Qué divertidas son estas reuniones!. Más, si cabe, cuando está el tato BuBén que tanto me cuida y me hace jugar.

El día de la Mona me parece que estaban celebrando. Aunque yo diría que estas fechas señaladas son solo una mera excusa para juntarse y de no existir, es seguro que se las inventarían. No hay más que ver la sonrisa que se les pone cuando llegan... y el volumen de sus barrigas cuando se van.

Escrito por Sonia a las 07:02 PM

10 de Abril del 2004

¿Dónde se ha metido mamá?

Es sábado y son cerca de las 9 y media de la mañana. Me despierto y solo encuentro en la cama un bulto grande a mi lado izquierdo. No necesito mirar para saber quién es. Es papá. Aunque bien podría pasar por un muñeco de peluche inerte pues jamás oye mis reclamos cuando está dormido. Él es así... ¿Qué le vamos ha hacer?.

Lo que sí me resulta extraño es que mamá no haya acudido a mi llamada matutina. Giro la vista al lado contrario de la cama y se despejan mis dudas: Mamá no está. Reconozco mi tímido sobresalto, pero no pierdo la esperanza de oir un ruido en la cocina, unos pasos en el pasillo o el murmullo del agua al deslizarse por lavabo. Aguardo con atención una señal de la presencia de mamá en casa. Pero no. Definitivamente no se produce dicha señal. ¿Dónde estará mamá?.

Giro de nuevo la vista hacia el bulto y grito: Papáaaaaaaaa, Papáaaaaaaaa. ¿Mamá?...

Trabajando hija, trabajando. Duerme un poquito más.- ... y vuelve a cerrar los ojos.

Escrito por Sonia a las 11:01 AM

8 de Abril del 2004

Vacaciones

¡No hay nada como disfrutar de una merecidas vacaciones después de semanas de duro trabajo en la guardería!. Hay que ver como cansa jugar con la plstelina, correr, jugar y pintar láminas con los lapices de colores. Todo este magnífico trabajo ya puede ser disfrutado por papá, mamá y cualquiera que lo desee pues me han entregado mis trabajos en un flamante dossier.

Ahora solo resta gozar de 11 días de tan merecido descanso y algunos de ellos los podré compartir a tiempo completo con papá y mamá que tan caros son de ver entre semana.

Brindo (con ColaCao, por supuesto) por estos días que vienen...

Escrito por Sonia a las 09:34 AM

6 de Abril del 2004

La Plastelina

Es bonito jugar con la plastelina. La coges, la rompes, la moldeas, haces formas y si no te gustan, las chafas y vuelves a empezar. Lo malo es cuando intentas jugar a la plastelina con algo que no sea de ese mismo material... Lo coges, lo rompes...

Descubrí el mundo de "plaste y lina" en la guardería. Hasta entonces, desconocía la existencia de estos dos personajes, pero a partir de ese momento me han hecho compañía. En la guarde, en casa, en casa de tía "...ines", siempre hay unas barras de plastelina para chafar y con las que jugar con papá o tía. Y es que a veces me da la impresión de que a ellos les gusta tanto o más que a mí.

Escrito por Sonia a las 11:30 PM

4 de Abril del 2004

La Palma, otro gran invento de los mayores.

Ya me extrañaba a mí. Que me pusieran un vestido blanco y de estreno para ir a jugar en los columpios no era muy normal. Y no iba mal encaminada. Poco después de mi total aderezo, llegaron a casa tía "...ines" y tío "Pomás" confirmándome mis sospechas de que hoy era uno de los días "señalados" para los adultos.

Quisieron acabar de adornarme con una cosa muy pesada que no duró mucho en mis manos y que poco a poco fue turnándose de portador. Palma me parece que se llama, pero no me hagáis mucho caso.

Así no me quedó más remedio que dirigirme con mis tíos y mis padres a un sitio donde unos señores con largas batas blancas y adornos varios no pararían de hablar. ¡Vaya tostón!. Menos mal que aquellos señores de los púlpitos hacían su charla en un plaza pública y pude resarcirme de mi letargo corriendo de arriba a abajo y subiendo a cuanta estructura metálica se cruzaba en mi camino.

Después no quisieron llevarme a los columpios con la eterna excusa de la superocupación de estos, y nos dirigimos a un sitio donde daban bebidas y patatas fritas. ¡Qué máquinas había en aquel sitio, cuanta música y color desprendían aquellos cacharros!.

Y terminamos la mañana en casa de los tíos donde dice papá que abundan los buenos caldos y hasta el olor de las viandas es comestible. ¡Ah!, y donde las camas son confortables y propensas a sueños largos y placenteros...

Escrito por Sonia a las 11:40 PM
©2004, Sonia Pérez Fondevila. Diseño web: eSePé Studio
Intercambio de enlaces
:: Servicios Gratis ::
ad_network.php file needs updating :: ad_network.php file needs updating :: ad_network.php file needs updating :: ad_network.php file needs updating:: ad_network.php file needs updating