Gracias por venir a conocerme

Creciendo... inevitablemente.

Blog que narra los pensamientos de una pequeña niña trasmitidos a los dedos de su padre.
Gracias por venir a conocerme

13 de Junio del 2005

Un domingo en Aínsa

Va a ser que mis papás están un poco para allá. ¡Pues no me llevan a la piscina que está a dos minutos y dieciocho segundos de casa, y se embarcan más de una hora de coche para ir a comer a Aínsa!. Ahora que, ya que estamos, pues aprovecho el viaje y recupero algo de sueño para continuar dando la lata por las noches.

Total, que de Aínsa vimos poco. Apenas el puente ese que véis en la foto y cuatro o cinco casas más. Era domingo y las tiendas estaban cerradas, así que mamá le daba igual pasear o no. Además llegamos un poco tarde y teníamos algo de miedo de no encontrar mesa en un restaurante.

Comimos (bueno, comieron), corrí un poco por entre las mesas y otra vez carretera y manta hasta mi casa.¡Qué poca utilidad le dan al tiempo!

Escrito por Sonia a las 01:48 PM

10 de Junio del 2005

El comedor de mi cole

¡Menos mal que mi mamá sí que me entiende!. Ayer, una de la monjitas de mi cole preguntó en clase que quién se iba a quedar en el comedor del cole y dos de mis compañeros dijeron YO con una fuerza, con una alegría, que, claro, me pusieron los dientes largos.

Y yo, que siempre había rechazado la opción de comer en el cole cuando mamá me lo ha sugerido, me puse farruca y tenía que ir al comedor. Pero no me dejaron. Yaya Fina fué la víctima de lloros y plegarias hasta que mamá me aseguró que me quedaría en comedor hoy.

Y así ha sido. Ha estado bien pero tampoco como para tirar cohetes: Jamón York, Jamón que no es York, sino del otro, Queso, Pescado y manzana en buenas cantidades que mi estómago no ha sido capaz de engullir. A papá, que me ha venido a buscar, le he comentado que otro día también me quedaré. Bueno, hoy digo eso, ya veremos a ver como amanece mañana.

Escrito por Sonia a las 05:48 PM

8 de Junio del 2005

Al pan, pan y a la granja, escuela.

Está a punto de terminarse otro año más en la guardería y, como empieza a ser costumbre, las monjitas han tenido a bien organizar una excursión. Nada menos que dos autocares íbamos.

Mi despierta mente aún se acuerda de mis experiencias en la granja escuela, el sitio que nos han llevado a visitar. Montarme en un burro, o un poni, que viene a ser como un caballo en pequeño ¿no?. Bueno lo de menos es la especie, el mérito es conseguir que me suba a un animal cuando lo más que me puedo acercar a un bicho son varias docenas de kilómetros. Y total, para una foto.

También hemos hecho pan e igual que en el año anterior casi no me han dejado probar. Tal vez mi futuro esté en las panaderías de Binéfar. Lo que sí parece seguro es que no me voy a ganarla vida haciendo colonia, pues las que elaboré en la granja escuela no han tenido mucho éxito.

Escrito por Sonia a las 06:44 PM
©2004, Sonia Pérez Fondevila. Diseño web: eSePé Studio
Intercambio de enlaces
:: Servicios Gratis ::
ad_network.php file needs updating :: ad_network.php file needs updating :: ad_network.php file needs updating :: ad_network.php file needs updating:: ad_network.php file needs updating